Encuentra aquí la solución al sentimiento de vergüenza

Encuentra aquí la solución al sentimiento de vergüenza

Esta es una de las terceras heridas emocionales de la infancia la humillación, si te consideras una persona poco digna, con mucha pena o vergüenza y con falta de valor.

También podría ser que tienes una personalidad complaciente, generosa que busca ser aceptada y aprobada por todos. Pones mucha atención en todo lo que los demás necesitan pero no escuchas tus necesidades.

Si te identificas con esta descripción. Aquí te describiré que pasos puedes realizar para ir encontrando tu bienestar y que puedas sanar esta herida.

Esta herida de la Humillación se da entre el primer y tercer año de vida, el niño interpreta carencia de libertad, sensación de humillación debido al control de uno de sus padres.

Los comportamientos y actitudes de una persona con esta herida son:

  • Se avergüenza de si mismo y de los otros
  • Teme avergonzar a los demás
  • No le gusta ir de prisa
  • Conoce sus necesidades pero las ignora
  • Lleva una carga emocional pesada sobre su espalda
  • Controla a los demás para evitar la vergüenza
  • Se considera maleducado
  • Es fusional se las ingenia para no ser libre
  • Pues ser libre significa para él ser “ilimitado”
  • Si carece de límites teme desbordarse
  • Desempeña el papel de madre
  • Hipersensible, se castiga creyendo castigar así a otros
  • Desea ser digno
  • Sufre vergüenza en el plano sexual, aunque es sensual ignora sus deseos sexuales
  • Se compensa y recompensa comiendo.

La mascara que utiliza para protegerse de que los demás no se den cuenta de su herida es Ser Masoquista, la identificas muy fácilmente en ti, si siempre cargas con muchas responsabilidades de otros o estas como salvadora de otras personas, no te ocupas de ti mismo pero si quieres ocuparte siempre de los asuntos de otros.

Esta herida la empiezas a sanar en ti cuando:

Tomas tiempo para conocer tus necesidades antes que las de otros, cargas menos responsabilidades que no te corresponden,  y te sientes más libre. Dejas de crearte tus propios límites. Eres capaz de hacer preguntas y de ponerte en tu sitio sin creer que molestas.

Y sobre todo siempre estas observándote cuando te encuentras culpándote, para ir soltando todas cargas auto impuestas.

Las personas podemos poseer desde dos a todas las 5 heridas mencionadas aquí:

Miedo al rechazo

Miedo al abandono

Miedo a la traición

Miedo a la humillación

Miedo a la injusticia

Lo más importante es que si tomas consciencia de cual es tu herida prevaleciente y principal, ya empiezas a realizar tu proceso de sanación, no importa con la herida que te identifiques lo más principal es que la sanas con el valor y amor propio, cuando te aceptas tal y como eres, sabes cuando estas utilizando la mascara y sobre todo estaras consciente que en el fondo lo que estas ocultando es un miedo, y al darle luz y aceptación a ese miedo poco a poco va a ir desapareciendo de tu vida.

Con cariño

Viviana Rosero

La información que encontrarás en los artículos donde menciono las heridas emocionales están basados en mi experiencia personal y profesional y en la investigación realizada por la escritora y coach Lise Bourbeau.

Si te ha servido este artículo déjame tus comentarios me encantaría saber tu opinión, también te invito a que lo compartas para que juntos podamos ayudar a otras personas.

Compartir artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *