fbpx

¿Qué pasa en tu vida si tienes una relación sana con tus padres?

¿Qué pasa en tu vida si tienes una relación sana con tus padres?

Una de las relaciones de mayores aprendizajes y experiencias es la interacción que se da con los progenitores de la vida, hasta cierta edad se depende de su presencia y existencia.

Para un niño su mamá y papá son sus idolos, no logran discernir si lo que hacen o hicieron esta bien o esta mal, son su mundo.

En la medida que van pasando los años, se adquiere otra forma de pensar de que como debe ser un papá y una mamá, entonces empiezan los conflictos hacia los padres, luego esos conflictos se exteriorizan en el trabajo, la profesión, las amistades, la pareja y existe la confusión.

Es por eso que aquí te contaré que puedes hacer para solucionar esta situación.

Sabes a mi también me paso…

Empezaré por contarte que durante muchísimo tiempo me pregunté por qué no crecí junto a mi madre y cuál era el sentido de haberla conocido cuando estaba terminando mi adolescencia e iniciando mi juventud.

Me realicé muchísimos cuestionamientos que:

¿Si me amaba por qué nunca me había buscado?,  ¿Si yo había sido importante para ella en algún momento?

En fin un mundo de cuestionamientos que con el tiempo fui aclarando.

Crecí con mi padre pero tenía juicios hacía él ¿Por qué no era el padre perfecto?, ¿Por qué tenía tantos problemas en su vida y yo no lograba entenderlos? ¿Para qué me había traído a este mundo si no tenía las condiciones adecuadas?.

A nivel general estas son algunas de las preguntas que me planteaba con el fin de comprender un poco el caos que se presentaba en mi vida.

Creo que la mayoría de seres humanos o casi todos así  hayan crecido en un hogar funcional mamá, papa y hermanos de una misma línea generacional tenemos situaciones por resolver con ellos que son los principales maestros que nosotros elegimos para esta existencia.

Cuando empecé mi camino de auto conocimiento y sanación interna me di cuenta que la raíz de mis problemas era la percepción errónea que tenía de mis padres y de todo lo que los culpaba, por todo lo que estaba aconteciendo en mi presente.

                         Situaciones complejas con el dinero, pareja, trabajo, profesión, amigos.

El gran salto que dio mi vida al sanar mi relación con ellos fue grande, un giro de 180 grados y en realidad lo que hice fue cambiar la forma en que estaba percibiendo la vida a través de las interpretaciones que había adquirido en la infancia de forma inconsciente y también las creencias y patrones heredados de ellos.

Es decir un proceso de perdón hacía mí mismo, y una transformación en mi mente.

Quién es el responsable del cambio

En ningún momento tuve que forzar un cambio en ellos porque en realidad dieron lo que tenían en su momento bajo su nivel de consciencia,  y ese pasado yo no lo podía volver a vivir, lo que si podía era cambiar mi forma de pensar con respecto a ellos.

Nuestra relación se tornó mucho más armoniosa, mejoró la comunicación y ahora existe el respeto y la confianza bajo los parámetros de un amor incondicional, continuamos aprendiendo pero no son necesarios los conflictos.

                                          ¿Qué puedes hacer tú?

Te recomiendo que si tienes algún conflicto por resolver ya sea con tu madre o padre lo resuelvas y no esperes a que se pase la vida y tu sigas viviendo escenarios de frustración y confusión por no resolverlos desde la raíz.

Con esto no quiero decirte que si se ha presentado abusos, maltratos, casos complejos tu tengas que estar al lado de ellos no es eso.

Simplemente que por medio de transformar tu forma de percibirlos asumes tus aprendizajes, responsabilidades y sales del victimismo, para así tener una vida más auténtica, plena, feliz y sobre todo tengas paz interna que es lo que se reflejará en tu entorno.

Porque recuerda que estamos compuestos de mitad mamá y mitad papá cada uno aporto su parte de genes, información, adn para que en este momento seamos un ser humano completo.

Asi que mi invitación es está, al reconciliarte con tu madre estas armonizando tu energía femenina y al reconciliarte con tu padre tu energía masculina, indiferente de si eres hombre o mujer recuerda que estas compuesto de estas dos energías las cuales son las que prevalecen en esta vida y en cada acto que realices.

Quiero dejarte unas preguntas que puedes responderte y reflexionar, para saber como está tu relación con ellos para así cambiar tu percepción y mejorar tu mundo

¿Cómo es la comunicación que sostienes con tu madre y tu padre?

¿Para qué juzgo y critico mucho a mi madre o mi padre?

¿Qué papel representan ellos en mi vida?

¿Si ya soy un adulto porque continúo responsabilizándolos a ellos de lo que acontece en mi vida actual?

¿Por qué quiero cambiarles su comportamiento?

En este artículo encontrarás herramientas que te servirán para transformar tus ideas limitantes: https://vivianarosero.com/consciencia/pensamientos-o-ideas/

 

Si te ha servido este artículo déjame tus comentarios me encantaría saber tu opinión, también te invito a que lo compartas para que juntos podamos ayudar a otras personas.

Compartir artículo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *