Relaciones de pareja de amor y de odio en cuál estas tú

Relaciones de pareja de amor y de odio en cuál estas tú

¿Alguna vez te has preguntado que me pasa con esta persona que a veces la quiero, me encanta que este conmigo, pero a la vez quiero tenerla lejos de mí?

Quiero contarte como puedes darte cuenta si estas en este tipo de relación y que puedes hacer para mejorarla.

Suele suceder muchísimo esta relación de amor y odio, específicamente en las relaciones de pareja, cuando ha transcurrido la etapa del enamoramiento.

Donde se ha estado idealizando a la otra persona y poniendole todas las expectativas y cualidades de lo que se desearía que fuera, para que llene y complete los vacíos afectivos.

Cuando termina esta etapa llega la número dos que es la etapa de darte cuenta frente a quién estas y como es la persona con la cual te estas relacionando.

En esta crucial etapa, es en donde puedes decir estoy dispuesta(o) a quedarme y a continuar cultivando y progresando en este encuentro o ya no quiero estar más con esta persona.

¿Qué es lo que sucede?

Lo que sucede aquí es que nos hemos ido quitando la venda de los ojos y ya la otra persona no aparenta ser lo que no es, ni nosotros tampoco, se empiezan a caer todas nuestras mascaras de complacencia.

Nos empezamos a permitirnos ser y mostrarnos tal y como somos, entonces descubrimos en el otro ciertas cualidades que anteriormente no veíamos y que nos fastidian, nos molestan y repudian.

Desearíamos que fuera diferente, por ciertos comportamientos y actitudes hacia nosotros hasta llegaríamos a pensar en cambiarlo(a).

Entramos en un estado de confusión donde creemos que el amor que sentíamos se ha ido perdiendo.

Debido a que toda la imagen que teníamos como maravillosa del otro ser se ha ido desdibujando en nuestra mirada, ya resaltamos más las cualidades que se llaman “negativas”.

¿Y donde estaban todas esas cualidades que al principio no percibiste de la otra persona?

Desde el principio de la relación todas las cualidades han estado ahí presentes lo que sucedió es que nuestra mente se focalizó en las características que llamamos “positivas”.

En este momento es cuando somos conscientes de que estamos frente a un ser humano igual que nosotros, lo importante en este punto es darnos cuenta que todas esas cualidades que le atribuimos como negativas están en nosotros y las positivas también.

La pareja es un gran espejo para vernos y conocernos, entonces si le estamos recriminando, juzgando, criticando es porque no somos conscientes de que eso también está en nosotros.

 ¿Qué podemos hacer para resolver está situación?

Es el momento de autobservarnos y dar las gracias de todo lo que esta persona llegó a despertarnos y a mostrarnos las heridas que habíamos reprimido por diferentes circunstancias.

Si realizamos este proceso logramos hacer un proceso de sanación interior y trascender ciertos dolores profundos.

De lo contrario, ya sea con la misma pareja o con otras se continuarán repitiendo los mismos patrones, hasta que seamos conscientes que en este juego de la vida el otro no existe y que siempre estoy comunicándome conmigo mismo a través del otro.

Agradecer a ese ser que se ha prestado para este encuentro y verlo desde la posibilidad que también estaba buscando la felicidad en una pareja es sano.

Sólo desde ahí podemos darnos cuenta si cerramos el ciclo con esa persona, porque no queremos estar ahí ya no vamos a evolucionar al lado de ella.

O si deseamos llegar a unos acuerdos que nos permitan continuar creciendo y fortaleciendo la relación desde una comunicación diferente.

Con estas preguntas lograrás identificar cómo estas percibiendo a tu pareja:

¿Cuál es el propósito de estar con esta persona?

¿Cuál es la intención que te lleva a sostener esta relación de pareja?

¿Estas siendo feliz al compartir tu mundo con esta persona?

¿Qué aspectos de ella te gustaría que cambiara, para que tú estes bien?

Profundiza en este tema con este artículo: Por qué siempre elijes el mismo tipo de pareja con las mismas caracteristicas de tu ex-pareja: http://vivianarosero.com/amor-propio/relacion-de-pareja-similar-a-la-relacion-con-tus-padres/

 

Si te ha servido este artículo déjame tus comentarios me encantaría saber tu opinión, también te invito a que lo compartas para que juntos podamos ayudar a otras personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *